lunes, 22 de septiembre de 2014

TERMINOLOGÍA DE LAS DISTINTAS LESIONES DEPORTIVAS

Conocer la terminología de las lesiones puede resultar muy útil Cuando un corredor acude al médico y éste le entrega el informe de las pruebas efectuadas, el paciente empieza a sudar sólo por imaginarse mil cosas ante ese conglomerado de términos de difícil comprensión. Para solucionar este problema os doy una lista de los términos más habituales en medicina deportiva para evitar con ello navegar por la red en busca de la lesión y sus apellidos. 

 Calcificación: foco de depósito de material cálcico de tipo grumoso, sin organización. 

 Osificación: foco de densidad cálcica, que muestra una organización interna con trabéculas y cortical. 

Esclerosis: aumento de la densidad. Aunque el término es anatomopatológico e indica un mayor contenido en tejido fibroso, en Radiología se emplea para describir los focos de mayor densidad ósea. En sentido estricto, debería denominarse "área de mayor atenuación radiológica". 

Osteopenia: se refiere a la disminución de la densidad o de la capacidad de atenuación de un hueso o del conjunto. Es un término general que no debe confundirse con osteoporosis. Lisis: destrucción ósea. 

 Pinzamiento: disminución de la amplitud de un espacio. En las articulaciones por lo general indica una disminución del grosor del cartílago. 

 Diástasis: aumento de la amplitud articular de forma patológica.

 Luxación: pérdida completa de la congruencia articular. 

 Subluxación: pérdida parcial de la congruencia articular. 

Geoda: lesión lítica de aspecto quístico, bien definida, de localización subcondral, que corresponde a cavidades dentro del hueso cuyo contenido es líquido o sinovial. 

Osteofito: prominencia ósea en el borde articular, originada de forma perpendicular a la articulación. Representa un mecanismo de defensa del hueso ante la disminución del cartílago, en un intento de aumentar la superficie articular y limitar la movilidad. 

Sindesmofito: calcificación ligamentaria en la zona de inserción con el hueso, generalmente de origen inflamatorio. Los corredores pueden tener lesiones de muchos tipos 

Abrasiones: raspaduras en la piel. 

Laceraciones: cortes en la piel que suelen ser lo bastante profundos como para requerir puntos o grapas 

Anquilosis: desaparición de un espacio articular de forma espontánea con fusión de los huesos.

Artrodesis: fusión de dos huesos que ocasiona la desaparición del espacio articular; es de origen quirúrgico. 

Escoliosis: incurvación estructural del raquis que se caracteriza por rotación de los elementos vertebrales. 

Actitud escoliótica: incurvación no estructural del raquis, en la que no existe rotación de las vértebras. 

 Rectificación: término utilizado para describir la pérdida de las curvas fisiológicas del raquis, pero que no debería emplearse para indicar patología, dado que puede ser simplemente postural o derivarse de la actitud del paciente. 

 Epifisitis: lesiones por sobrecarga en el cartílago de crecimiento (es decir, el lugar a partir del cual el hueso puede crecer en longitud durante la infancia y adolescencia), como las que se producen en la enfermedad de Osgood-Schlatter 

 Tendinitis: inflamación de un tendón provocada por su uso repetitivo. 

 Distensiones: estiramientos o desgarros en un músculo o tendón, el extremo estrecho y resistente de un músculo que lo conecta con el hueso. 

Esguinces: estiramientos o desgarros de ligamentos, el tejido que refuerza y da estabilidad a la articulaciones, conectando huesos y cartílagos 

 Latigazo cervical: es un traumatismo en el cuello que tiene lugar cuando la cabeza sufre una sacudida fuerte e inesperada (muy típico de los accidentes de coche). 

 Síndrome de la pedrada: Se denomina así por la existencia de un dolor agudo en la pantorrilla debido a la desinserción del gemelo interno. 

 Metatarsalgia: dolor en el antepié, en la segunda y tercera cabezas metatarsianas. 

 Talalgias: Son afecciones de la planta del pie cuando el salto y las caídas repetidas sobre los talones son frecuentes. 

 Condromalacia rotuliana: Es una alteración degenerativa del cartílago de la cara posterior de la rótula. El hielo puede ayudar en la recuperación de una lesión 

Puntos clave 

 • Las lesiones agudas más frecuentes son las musculares; las lesiones tendinosas suelen ser debidas a sobreesfuerzos. 
 • El tratamiento inicial de una lesión deportiva obedece a la regla mnemotécnica RICE (reposo, hielo, compresión y elevación, en sus siglas en inglés). 
 • El reposo no adecuado en el tiempo y la falta de corrección de factores favorecedores de lesiones producen recidivas de las mismas. 
 • La rehabilitación tras una lesión sirve para recuperar la movilidad articular y la fuerza muscular, debiendo ser iniciada de forma progresiva. 
 • Uno de los factores predisponentes más importantes para el esguince de tobillo es haber tenido otro previamente. 
 • Algunas ortesis semirrígidas han demostrado su eficacia para la prevención de nuevos esguinces en deportes como el baloncesto. 
 • La mayor parte de las lesiones en el pie están favorecidas por las alteraciones anatómicas y el uso de calzado inadecuado. 
 • En los esguinces de ligamentos colaterales de la rodilla de grado III, el derrame puede ser de poco volumen o incluso inaparente por haber drenado a partes blandas. 
 • Una de las causas más frecuentes de tendinitis del manguito rotador es el pinzamiento del mismo en el espacio subacromiocoracoideo. 
 • Los esguinces de los dedos, aun siendo leves, pueden dejar secuelas en forma de dolor y rigidez residual durante meses.
http://www.carreraspopulares.com/Revista/V1NT-ver_noticia_revista.asp?fr_cl_noticia=KJLCIAAHIKUSLSRWXVRB

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, se respetuoso.
Gracias