viernes, 5 de septiembre de 2014

¿TACONES ALTOS O BAILARINAS?

Cuando te bajas de las zapatillas de running, de la bici o sales del agua ¿Qué calzado eliges? Una mala elección puede ser el origen de tus dolores y lesiones, incluso de los kilos de más que no consigues perder, porque unos zapatos incómodos te hacen volverte perezosa y tiendes a moverte menos. Incluso las “inocentes bailarinas” tienen sus consecuencias. 

 ZAPATO TOTALMENTE PLANO 

El plano total es juvenil y suele ser la elección que todas hacemos a la hora de ir cómodas pero con estilo… aunque los traumatólogos no piensan igual. La mayoría de los zapatos planos no tienen un soporte interno y provocan un estrés en los ligamentos y tendones de la parte inferior y el arco del pie, lo que puede provocar una dolorosa fascitis plantar. Además la mayoría de estos zapatos no tienen amortiguación lo que provoca dolor en el talón al andar, especialmente si tienes un arco pronunciado. Lo que han encontrado en los test de laboratorio es que el calzado plano provoca un 25% más de impacto en el tacón en cada paso en comparación con el calzado con un poco de tacón.

 ¿Cómo evitar el daño? 

Si te gusta el plano has de fortalecer los pequeños músculos de los pies que soportan el arco plantar; basta hacer levantamientos de dedos, elevando el dedo gordo del pie independientemente del resto. Y antes y después de usar bailarinas, estira el tendón de Aquiles sobre un escalón para evitar sobrecargar esta zona tan propensa a lesiones. 

 TACONES ALTOS 

 Te hacen sentir sexy y alargan tus piernas, pero según un estudio danés andar con tacones altos puede aumentar 6 veces el riesgo de osteoartritis. Además de los consabidos problemas de sobrecarga sobre los dedos que pueden provocar deformaciones y juanetes, otro estudio ha encontrado que los “taconazos” provocan que tus rodillas soporten un 200% más estrés, deteriorando el cartílago y aumentando el riesgo de artritis. Además los tacones provocan un arqueamiento de la espalda para compensar la postura adelantada. Si los llevas todos los días, también acortan tus gemelos y pueden atrofiar tu forma natural de andar descalza. 

 ¿Cómo evitar el daño? 

Escoge tacones adecuados, los de 5 cm aumentan un 4% el impacto sobre dedos y rodillas y los de 7 cm un 33%. Deja los tacones altos para ocasiones especiales; calienta tus pies andando de puntillas antes de ponértelos y date un masaje en los gemelos después de usarlos. Lleva siempre a mano otros zapatos más cómodos para cuando acabe la parte clave de la fiesta. Nuestro experto en Fitness Domingo Sánchez nos cuenta en su blog cómo combatir los problemas asociados al uso de tacones altos mediante las sentadillas. Consúltalo aquí. Y en nuestro blog de material te hablamos de las plantillas para zapatos de tacón Podoactiva Elite Woman diseñadas para reducir las molestias y evitar lesiones.
http://www.sportlife.es/mujer/articulo/bailarinas-o-tacones

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, se respetuoso.
Gracias