sábado, 6 de septiembre de 2014

II PARTE: LA MÚSICA Y EL CORREDOR

Los reproductores de mp3 permiten escuchar música en pequeños dispositivos En la [ primera parte ] de este artículo, nuestro colaborador Mario Trota ha expuesto los argumentos habituales de los corredores populares a favor y en contra de correr escuchando música. Ahora se detiene en otros aspectos interesantes sobre el tema, como si está o no permitido hacerlo en las carreras o el tipo de música que escuchan los corredores. 
-¿Qué tipo de dispositivo usamos para escuchar música? 
 Aquí la tecnología ha hecho mucho por los corredores, ya que hoy en día es posible llevar cientos de canciones en un minúsculo aparato reproductor de mp3. Yo soy de los que escuchaba música cuando corría siendo adolescente (antes de dejarlo durante 20 años). Lo de llevar el voluminoso walkman de Sony con cintas de casette en la mano o colgado del pantalón y dando golpes con mi cadera era realmente incómodo. Ahora, muchos llevan su smartphone, en un brazalete o en una riñonera para corredores, y reproducen la música que tienen almacenada en él. 

Ahora ya hay, incluso, relojes con GPS y espacio para almacenar y reproducir mp3. Todo en la muñeca. En cuanto a los auriculares, lo normal es ver a los corredores con los pequeños que se introducen en la oreja. Hoy también se pueden encontrar algunos con diseños especiales que se enganchan de tal manera que los posibles tirones en el cable no desprenden el auricular de nuestro oído. Aunque hay gente que prefiere usar los cascos más grandes que te cubren la oreja. A mí me resultan más incómodos y pesados, pero al final es una cuestión de gustos. 

 -¿Qué tipo de música debemos escuchar? 

Una vez más, es cuestión de gustos. Dejando a un lado los estudios científicos sobre la música ideal para mejorar el rendimiento, mis investigaciones pseudo-sociológicas entre amiguetes corredores me hacen llegar a la sencilla conclusión de que cada uno escucha lo que le da la gana. 

Hombre, está claro que el rock y la música dance ocupan los primeros lugares en las preferencias de los corredores, básicamente porque son músicas movidas, animadas y con ritmo. Pero cualquier música vale si nos gusta y nos hace compañía. Y si nos motiva en los momentos en los que lo necesitamos. Pero hay algo que muchos científicos han estudiado, y es que ciertas canciones pueden afectar a nuestro cerebro más que otras: las que tienen algún contenido emocional fuerte; esas que nos recuerdan a un momento feliz vivido mientras las escuchábamos en el pasado, las que tienen algún contenido sentimental o ligado a una persona que apreciamos. Escucharlas nos hace sentirnos mejor, y eso se nota a la hora de correr: nuestra motivación también aumenta. A mí me pasa, y a muchos amigos corredores musiqueros de mi entorno. Una vez más, si hacéis una rápida búsqueda en Google sobre el tema, encontraréis multitud de referencias al respecto. Los reglamentos de algunas carreras no permiten que los corredores escuchen música -

IMPORTANTE: Si escuchas música en una carrera, puedes quedar descalificado. Sí, muchos lo saben, pero hay corredores que aún no se han enterado. En general, las federaciones de atletismo tienen terminantemente prohibido que los atletas puedan usar dispositivos electrónicos de cierto tipo, como los reproductores musicales, y que puedan, por tanto, escuchar música mientras compiten. Parece que tiene más que ver con un tema de seguridad que con la posibilidad de que pueda resultar un dopaje legal, como decíamos en la [ primera parte ] de este artículo. El caso es que muchas carreras populares pertenecen al calendario de las diferentes federaciones y, por tanto, se rigen por los reglamentos genéricos de estas. Así que, sobre el papel, todo el que vaya escuchando música puede ser descalificado automáticamente si un juez se da cuenta.

De todas formas, y aunque la carrera no esté avalada u organizada por ninguna federación, lo recomendable es leer siempre el reglamento para ver si aparece específicamente reflejada esta prohibición. ¡Pero atentos! A veces no aparece nada en el reglamento de una carrera concreta, pero si es del calendario de una federación, en algún momento debería remitirte al reglamento general de la misma, y ahí aparecerá. ¿Qué ocurre en realidad? Que en estas carreras populares es muy complicado que se descalifique a un corredor por llevar música, sobre todo si no es un corredor que está disputando el podio. Se suele hacer la vista gorda. Pero con el reglamento en la mano (si este lo especifica) la descalificación sería legal. 

Lo digo para que nadie se lleve una sorpresa si esto ocurre. Además, algunas carreras con gran número de participantes han advertido de que, aunque la federación correspondiente impide a los corredores escuchar música, el organizador es incapaz de comprobar que todos y cada uno de ellos cumplen con la norma. Por ello, avisan de que la ésta no se aplicará. Así evitan situaciones molestas con corredores descalificados molestos y apuntando con el dedo y preguntando "¿y a ese por qué no le descalificáis? ¿y a ese otro? ¿Y a aquel?". -

RESPETO. Al final, después de múltiples debates y discusiones, siempre llegamos a la misma conclusión. Porque los corredores populares somos así de sencillos y buena gente: cada uno que haga lo que quiera, siempre que no moleste a los demás. Si quieres correr con música, hazlo, y si no quieres, pues no lo hagas. Lo importante es que respetemos las decisiones de los demás.
La música y el corredor (2) Por Mario Trota - 12/08/2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, se respetuoso.
Gracias