miércoles, 28 de enero de 2015

MECÁNICA: GUARDAR TU BICI

Mecánica: Guardar tu bici 

-Cubiertas: es recomendable además de revisarlas y comprobar que no tienen ningún cristal o piedrecillas pequeñas incrustadas, desinflarlas, porque si se dejan con mucha presión, es más fácil que la cubierta se deforme y se deteriore la carcasa del neumático. 

-Llantas: hay que limpiarlas, con agua jabonosa y estropajo, y hacer una revisión visual para cerciorarnos de que no hay fisuras en las cabecillas de los radios, ni ningún golpe, que, en un futuro, puede provocar su rotura. 

-Buje: después de limpiarlos meticulosamente, debemos revisar que no tengan holgura (salvo en los equipados con rodamientos blindados), en tal caso habrá que ajustar los conos del eje con una llave específica. Si ya tienen muchos kilómetros, seria bueno desmontarlos, limpiar los rodamientos, la pista y el eje, y engrasarlos. 

-Radios: es bueno revisarlos y comprobar que no hay ninguno suelo o flojo: de ser así habrá que tensarlo y ajustarlo correctamente comprobando el aparaguado de la rueda. Si encontramos algunos radios doblado o arañado es conveniente reemplazarlo para evitar que se nos rompa en un futuro. 

-Dirección: hay que revisar estos rodamientos una vez al año, desmontarlos, limpiarlos y engrasarlos. Si vemos que tienen holgura o están gripados habrá que sustituirlos por unos nuevos. 

-Pedales: después de limpiarlos, hay que lubricar el sistema de resorte del muelle, así como las zonas de apoyo/fricción del pedal con la cala. El rodamiento del eje habrá que limpiarlo, engrasarlo y comprobar que no tengan. Es un buen momento para verificar el estado de las calas de las zapatillas y reemplazarlas si estuvieran desgastadas. 

-Platos: se limpian con una broca y líquido desengrasante. También hay que revisar y apretar la tornillería que los une a las bielas. 

-Cadena: es la parte de la bici que mas se deteriora. Primero se desengrasa (KF7, Motorex, gasoil…) para retirar restos de grasa y suciedad y, con posterioridad, si vamos a estar un largo periodo de tiempos sin usar la bici, es bueno usar una vaselina neutra para recubrirla; así evitaremos que se oxide. La vaselina se puede calentar al baño maría para que se convierta en líquido y aplicarla con una brocha. 

-Eje pedalier: es un lugar crítico donde el agua se suele introducir y estancar, por lo que hay que desmontarlo, limpiarlo a fondo, al igual que la caja de pedalier, y volver a engrasarlo antes de montarlo.

-Núcleo: es recomendable desmontarlo y lubricarlo una vez al año. Si notamos que tiene holgura después de haberlo apretado, habrá que reemplazarlo. También hay que revisar los trinquetes y los muelles, y en su caso sustituirlos. 

-Casete: ayudándonos con una brocha y líquido desengrasante, limpiaremos todas las coronas. Es mejor hacer esta operación desmontándolo, al tiempo que engrasamos el núcleo. Al volverlo a montar hay que poner especial atención al apretarlo. 

-Cables y fundas: hay que limpiarlos, revisarlos y lubricarlos. Si existe cualquier signo de desgaste o deshilachado hay que reemplazarlo. Con el agua y la suciedad se suelen gripar y atascar dentro de la camisa: la única solución es cambiarlos. 

-Desviador: después de limpiarlo es bueno lubricar bien sus puntos de giro, para reducir la fricción y así mejorar su funcionamiento. Es bueno dejar la cadena en el plato pequeño: así los muelles quedarán sin precarga prolongando la vida útil del desviador. 

-Cambio: una vez que este limpio, tenemos que centrarnos en las roldanas, limpiarlas bien y lubricar los rodamientos de las ruedecillas del cambio. Un consejo es dejar engranado el piñón pequeño para no forzar el muelle del cambio y que este no pierda tensión. 

-Zapatas: hay que lijarlas para eliminar los restos de material descompuesto o cristalizado y chinitas; así prologamos la vida útil de la llanta. 

-Puentes de freno: una vez que esten limpios hay que lubricar el punto de giro y revisar que están ajustados correctamente. Un consejo es soltarlos o destensarlos de la maneta (Campagnolo) para que no pierda tensión en muelle y los cables y camisas no se queden marcados. 

-Sillín: después de limpiarlo y que este seco, es recomendable huntarlo con vaselina, ya que así creamos una capa de protección y cuidamos la piel del sillín contra su deterioro. 

-La tija: hay que desmontarla y limpiarla, y al montarla hay que poner grasa en el extremo del tubo para evitar crujidos cuando nos apoyemos fuertemente sobre el sillín; también evitaremos que, en un futuro, se gripe dentro del cuadro y no podamos sacarla. 

-Cinta del manillar: es bueno lavarla bien con champú o un jabón neutro, para eliminar todos los restos de sudor y que así siga teniendo adherencia cuando apoyamos las manos.

http://www.ciclismoafondo.es/mecanica/reparacion-y-mantenimiento/articulo/guarda-tu-bicicleta-limpia-y-a-punto-para-primavera

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, se respetuoso.
Gracias