sábado, 8 de octubre de 2016

ASÍ FUNCIONA EL HÍGADO


El hígado se ubica bajo el diafragma y es un gran órgano asimétrico, con más masa en la parte superior derecha de la cavidad abdominal, debajo del diafragma y por encima del estómago, el riñón derecho y los intestinos. 

 A nivel anatómico lo divide en dos partes el ligamento falciforme: lóbulo derecho y lóbulo izquierdo. Trabaja en conjunto con la vesícula biliar, que se sitúa en el lado derecho y tanto la propia vesícula como el hígado se comunican con el intestino por medio del canal colédoco. 

1. ALMACENA. tiene la capacidad de guardar tanto las vitaminas liposolubles A, D, E y K como el glucógeno. Cuando tu sangre tiene exceso de glucosa, esta se convierte en glucógeno, que se guarda en el hígado para cuando haya una nueva variación de la glucemia (glucosa en sangre) a la baja, momento en el que será liberado glucógeno al torrente sanguíneo para restablecer tus niveles energéticos. 

2. DEPURA. En cuanto a su función depurativa, el hígado capta los tóxicos de la sangre, como los derivados nitrogenados procedentes de la destrucción muscular, y los convierte en sustancias inofensivas. Elimina también ciertas bacterias de la sangre y los glóbulos blancos y rojos que ya no realizan correctamente su función. Muchos subproductos derivados de los medicamentos también son destruidos por tu hígado, evitando que por su acumulación causen un cuadro de toxicidad. El alcohol también es un tóxico común que pasa por el filtro de tu hígado, por eso se ve afectado y enferma cuando ha de depurar cantidades elevadas a diario. Aun así cerca de un 15% de las sustancias perjudiciales pueden quedarse sin depurar. 

3. SINTENTIZA. Como órgano sintetizador, interviene en el metabolismo de los glúcidos, de lípidos como el colesterol o los triglicéridos y de proteínas como la albúmina. Interviene en la producción de los factores de la coagulación para evitar hemorragias. También es el órgano en que se segrega la bilis, sustancia que se almacena en la vesícula biliar. La bilis se ocupa de fragmentar los ácidos grasos en gotitas pequeñas, emulsionándolos, para facilitar su digestión al ser así más fácilmente atacadas por los jugos digestivos. A nivel microscópico, el hígado se compone de unidades que funcionan individualmente, denominadas lóbulos, donde podemos encontrar vasos sanguíneos, canales y cordones intercalados por células hepáticas (hepatocitos), que actúan como zonas de intercambio. 

¿Cómo funciona? 

Toda la sangre que sale de tu estómago e intestinos, llena de nutrientes y de todo tipo de sustancias que hayas ingerido, pasa por el hígado, que se ocupa de procesarla y de dividir sus componentes entre los aprovechables y los que hay que desechar, por no ser aprovechables o por ser incluso tóxicos. Cuando el hígado ha descompuesto las sustancias nocivas, los subproductos resultantes se excretan en la bilis o en la sangre. Por medio de la bilis son enviados al intestino y, finalmente, salen del cuerpo en las heces. Los que se excretan por la sangre son filtrados por los riñones, y acaban saliendo en forma de orina. En el caso de su función de almacenamiento, son la insulina y el glucagón las hormonas que dan la orden de convertir la glucosa sanguínea en glucógeno (insulina) o de liberar glucógeno en forma de glucosa a la sangre (glucagón). Al hígado le llega sangre a través de dos fuentes: -La arteria hepática, que le lleva sangre oxigenada. -La vena porta hepática, que le lleva sangre rica en nutrientes. 

¿SABÍAS QUÉ...? - El hígado es el órgano sólido más grande del cuerpo humano, con un peso cercano a los 1.500 gramos en un hombre adulto. 
 - Se puede regenerar a sí mismo. Gracias a esa extraordinaria capacidad puedes donar parte de tu hígado y el resto se irá recuperando con el tiempo hasta quedar tal cual estaba antes de la donación. 
 - Su color rojizo deriva de su contenido en sangre, en todo momento alberga entre un 12 y un 14% de todo tu flujo sanguíneo. 
 - Es el único órgano que recibe el flujo sanguíneo de dos orígenes diferentes: la arteria hepática, que aporta la sangre procedente del corazón, y la vena porta, que aporta la sangre procedente de los intestinos. La sangre sale del hígado a través de las venas hepáticas. 
 - Es un trabajador incansable que cada hora procesa cerca de 100 litros de sangre (1,5 a 1,6 l por minuto). 
 - Su función es triple: almacena, depura y sintetiza. 
 - La vesícula biliar no es imprescindible, por eso se puede extirpar cuando causa problemas. 
 - Sus patologías más comunes derivan del consumo excesivo de tóxicos, principalmente de alcohol. 
Cuando se toman más de 30 g al día, el riesgo de fibrosis hepática es elevadísimo. 
 - Otra patología común es la hepatitis, con sus tipos más comunes A, B y C, por el tipo de virus que la produce, específico de este tipo de enfermedad. Es una inflamación del hígado que puede estar causada no solo por un virus, sino también por bacterias, por anticuerpos o por sustancias tóxicas. 
 - Los griegos pensaban que en el hígado residían las emociones. Para ellos era el órgano más cercano a la divinidad y creían que sacrificando animales podían examinar sus hígados para saber si iban a tener éxito en sus campañas militares.
http://www.sportlife.es/salud/articulo/asi-funciona-higado#

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, se respetuoso.
Gracias