sábado, 6 de diciembre de 2014

5 COSAS QUE DEBERIAS SABER PARA TENER RIÑONES SANOS

Los riñones cumplen funciones muy importantes en nuestro cuerpo: eliminan residuos tóxicos de la sangre y producen hormonas que ayudan a controlar la presión arterial, a generar glóbulos rojos y a mantener la buena salud de los huesos. Para cuidar tus riñones y evitar la enfermedad renal crónica, es importante llevar una dieta equilibrada, controlar la diabetes y la hipertensión y realizarse controles periódicos. 

Qué es la enfermedad renal crónica (ERC). Cuando una persona sufre enfermedad renal crónica, sus riñones van perdiendo gradualmente su funcionalidad, en un proceso que generalmente es irreversible. Sin embargo, si es detectada precozmente, muchas veces es posible detener o enlentecer el progreso de la enfermedad. 

Principales factores de riesgo. Los principales factores de riesgo para la ERC son los siguientes: 

Diabetes. Es la principal causa de ERC. En las personas diabéticas que no se controlan adecuadamente, los pequeños vasos sanguíneos del riñón se deterioran, reduciendo la funcionalidad del mismo. Si el nivel de azúcar en sangre está bien controlado, los riñones no se enfermarán. 

Hipertensión arterial. Es la segunda causa de ERC. Mantener la presión arterial dentro de límites normales ayudará a mantener tus riñones sanos. 

Enfermedades cardiovasculares. Pueden afectar la funcionalidad del riñón. 

Antecedentes familiares. Algunas personas tienen predisposición genética para desarrollar ERC. Si tienes parientes cercanos con esta enfermedad, debes estar atento y controlarte periódicamente. 

Sedentarismo, Tabaquismo y Obesidad. Un estilo de vida poco saludable puede afectar la función renal. 

En etapas tempranas, la ERC no produce síntomas. Cuando la enfermedad está comenzando y el daño renal es mínimo, el paciente no presenta síntomas. Por eso es tan importante conocer los factores de riesgo y realizarse controles frecuentes. La funcionalidad renal que se ha perdido ya no se puede recuperar. Sin embargo, si se detecta precozmente, es posible detener el avance de la enfermedad. De lo contrario, la ERC avanza y el paciente puede necesitar diálisis y trasplante renal. Palpar riñones 

Cómo detectar precozmente la ERC. Con un sencillo examen de sangre (nivel de creatinina) y de orina (examen de proteínas en orina) es posible detectar tempranamente la ERC. Consulta a tu médico para que te indique estos exámenes. Se deben realizar con cierta frecuencia, la cual dependerá de los factores de riesgo que tengas. 

Alimentación para tener riñones sanos. Seguir estas pautas de alimentación ayudará a que tus riñones permanezcan sanos por más tiempo, especialmente si ya tienes algún grado de ERC. 
No agregues sal a tus comidas. El sodio aumenta la presión arterial y eso no es bueno para tus riñones. Cocina sin sal y evita los alimentos ricos en sodio (embutidos, comidas enlatadas, sopas instantáneas, etc.) 
Evita los aceites y las grasas. En lugar de freír los alimentos, elige otras formas de cocción: Hervido, a la plancha, al horno, etc. 
Proteínas, con moderación. El médico o el nutricionista te recomendarán el consumo de una cierta cantidad de proteínas diariamente, y no debes superar ese límite, para que la ERC no avance. 
Beber agua. Tomar dos litros de agua diariamente ayudará a mantener tus riñones sanos, especialmente si tienes litiasis (cálculos renales) o infecciones urinarias recurrentes. En resumen, si tienes factores de riesgo para la Enfermedad Renal Crónica (ERC), consulta a tu médico y sigue sus indicaciones al pie de la letra, así podrás mantener tus riñones sanos por más tiempo.
http://mejorconsalud.com/5-cosas-que-debes-saber-para-tener-rinones-sanos/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, se respetuoso.
Gracias