domingo, 29 de junio de 2014

"LOS NIÑOS SUECOS SIGUEN MÁS LA DIETA MEDITERRÁNEA QUE LOS ESPAÑOLES"

Luis Moreno Aznar, presidente del Instituto Danone “Los niños suecos siguen más la dieta mediterránea que los españoles”

Este experto en nutrición advierte que las familias abusan de los alimentos precocinados. Explica que las causas genéticas son la principal razón para el sobrepeso.Este pediatra preside el Instituto Danone, un organismo sin ánimo de lucro dedicado desde hace 20 años al fomento y divulgación de la investigación en el campo de la nutrición. Luis Moreno Aznar nació en 1958 en Callao (Perú), pero desde los ocho años reside en Zaragoza. 

En la universidad de esta ciudad es catedrático en la facultad de Medicina. Experto en nutrición, dice haber practicado “con el ejemplo” para enseñar a comer a sus hijos: “No me gusta ser estricto. Es una cuestión de variedad y de equilibrio”. 
Pregunta. ¿Qué causa la obesidad? 
respuesta. En primer lugar, alrededor del 60% está condicionada por la genética. Sin embargo, no conocemos bien cuáles son esos factores. Los que conocemos hasta ahora explican más o menos el 1%. Sobre esa base, hay un desequilibrio entre el consumo de gasto y el consumo de calorías. Tenemos acceso a una gran cantidad de alimentos con muy buen sabor, con un contenido de calorías bastante importante, y aquellos que tienen características menos favorables desde el punto de vista nutricional son más baratos. 

Por otro lado, cada vez la población, y también los niños, somos más sedentarios. Las 24 horas del día hay programas de televisión dedicados a los niños, por lo que pasan muchas horas sentados, también ante el ordenador y con los videojuegos. 
P. ¿Cómo se pueden modular los condicionantes genéticos? “Prefiero menos impuestos para la comida saludable” Una de las nuevas apuestas del Instituto Danone consiste en investigar la nutrieconomía, respecto a qué efectos tiene la alimentación en un país. En uno de sus primeros estudios se asegura que el consumo de lácteos puede prevenir más de 2.000 roturas de cadera al año en Francia, lo que permitiría ahorrar 129 millones de euros al sistema de salud. Respecto a la obesidad infantil, recuerda que los menores ya tienen complicaciones. “Las patologías más frecuentes son las psicosociales. Los niños con obesidad poseen una baja autoestima y muchos tienen tendencia a la depresión, lo que provoca impacto en su calidad de vida”. 

Además de patologías que afectan al sistema endocrino y cardiovascular. “Esto es reversible si conseguimos tratar el problema”, destaca. “Pero si no se consigue controlar, con el tiempo aparecerán la hipertensión, la diabetes y otras enfermedades, con el coste que tiene para el sistema sanitario y para esas personas”. Sin embargo, rechaza una subida de tasas para los alimentos azucarados y con grasas menos sanas. “Soy partidario de lo contrario, de bajar los impuestos a los más saludables”. r. En el futuro vamos a conocer nuestros polimorfismos genéticos y podremos adaptar nuestra alimentación a ellos. 
P. ¿Cómo valora la nutrición infantil en España? 
r. Desde los años ochenta se han agravado los problemas nutricionales relacionados con la obesidad, frecuente en la población adulta, y especialmente frecuente en la población infantil, relevante por las consecuencias que puede tener en el futuro. 

De hecho, España es uno de los países de Europa donde más se da esta patología, igual que en el resto de la región mediterránea. 
P. ¿Qué cifras tenemos de obesidad infantil? 
r. El 25% de los niños y adolescentes en España tienen obesidad o sobrepeso. En Europa la media está entre el 18% y el 20%. 
P. ¿Por qué España tiene una mayor incidencia? 
r. No tenemos datos científicos estrictos que nos digan el porqué. Empezamos a saberlo ahora, con estudios financiados por la Unión Europea. Parece paradójico que en los países del Mediterráneo ocurra esto, donde se consume la dieta mediterránea tradicional, que supuestamente es una de las más saludables del mundo. Precisamente hemos estudiado la adherencia de los más pequeños a este tipo de comida y hemos comprobado que los niños suecos siguen más la dieta mediterránea que los españoles y chipriotas, que son los que menos la siguen. 
P. Entonces, ¿cuál es la dieta de los niños españoles? 
r. El consumo de cereales es bajo. Se recomienda además que las comidas se hagan a partir de cereales poco refinados. Desde luego, el consumo de frutas y verduras es muy escaso. Sin embargo, se come una gran cantidad de alimentos ricos en proteínas, especialmente carnes y otros productos con menor valor nutricional, como los de cocina rápida y precocinados. Estos alimentos suelen tener menos control y un contenido alto de calorías y de algunos nutrientes, como la sal, poco favorables para la salud. 
P. ¿Qué errores más comunes cometen las familias? 
r. No debemos culpabilizar a las familias. Bastante hacen con sobrevivir. Aparte de la genética y del desequilibrio energético, la obesidad es un problema social. La sociedad está cambiando, porque los padres trabajan, están ocupados, no hay tiempo para cocinar, compramos alimentos hechos y los salarios no dan para comprar otros de calidad. 
P. Pero el alimento del mercado es más sano y más barato que el precocinado. 
r. Tiene razón. De hecho, al discutir sobre el efecto de la crisis en la obesidad, una de las hipótesis es pensar que se va a tener menos poder adquisitivo y se van a comprar esos alimentos precocinados. No solo es un problema económico, sino de tiempo, ir a lo fácil. Pero hay otra opción positiva, y es que la crisis es una oportunidad para la vuelta a la cocina tradicional y a comprar esos alimentos del mercado y de proximidad, que son los más saludables. http://cincodias.com/cincodias/2014/06/18/empresas/1403116433_335059.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, se respetuoso.
Gracias