lunes, 9 de junio de 2014

CUANDO LOS CIMIENTOS DE LA NUTRICIÓN SE TAMBALEAN

La "Dieta Equilibrada" y la "Pirámide alimentaria" han sido los estandartes de la divulgación en Dietética en Nutrición en estos años. ¿Pero cómo ha sido la transmisión de estos conocimientos? ¿Realmente una "dieta equilibrada" es sinónimo de "dieta saludable"? ¿Es la famosa pirámide alimentaria una guía alimentaria actualizada y bien interpretada? "Hay que comer de todo un poco." Es una frase que pretende resumir una pauta de variedad en nuestra dieta, pero que quizá no es la más adecuada para transmitir lo que realmente se quiere. Comer un poco de embutido, un poco de bollería, un chupito, una copita, un café bombón, una onza de chocolate, unas chucherías... puede estar justificado. 

Al igual que el "por una vez cada x no pasa nada". Y ciertamente es verdad, una dieta no debe ser prohibitiva, el problema es cuando las sentencias divulgativas como es este ejemplo, se convierten en escudos para justificar los malos hábitos de las personas. Lo mismo ha sucedido con la idea de Dieta Equilibrada, un concepto muy bien intencionado pero con puesta en práctica muy deficiente. 

Aún hoy en las facultades se sigue haciendo hincapié en que una dieta equilibrada es aquellas que cumple unas proporciones de macronutrientes fijas, relegando a un segundo plano el aspecto cualitativo. Probablemente, toda esta realidad está suscitada porque la docencia sigue sin tener una presencia importante de dietistas-nutricionistas que puedan canalizar sus conocimientos hacia el alumnado. Quizás es importante para entender bien el resto de la entrada, aclarar que una dieta equilibrada no es necesariamente una dieta saludable, para ello recomiendo el visionado de este vídeo:  

Tenemos que reconocerlo, se ha hecho mal, la culpa debe ser compartida, desde cómo se ha interpretado el mensaje, a cómo se ha emitido; sin olvidar que el medio no siempre era el más adecuado. Esto ha hecho que parte de la comunidad de dietistas-nutricionistas que viven la práctica, y que están más actualizados que la teoría que se enseña, intenten a marchas forzadas renovar unas pautas que hoy en día se están quedando obsoletas. Este trabajo no se está llevando a cabo desde sociedades científicas, tampoco desde el Ministerio ni obviamente desde la industria alimentaria, que parece contenta con el actual modelo (y es que las compañías de cereales y bebidas disfrutan de manera pasiva de su posición privilegiada en esta guía alimentaria jerárquica): 

Pirámide alimentaria 

Han tenido que ser profesionales a título particular los que han sacado a debate estas cuestiones. ¿Es correcto el modelo jerárquico de la pirámide? ¿Es de verdad adecuado que los cereales refinados, de desayuno, o la pasta estén en la base? ¿No deberían ocupar esa posición las verduras, frutas y hortalizas? ¿No se trasmite un mensaje erróneo con el consumo del alcohol? ¿Hemos recomendado el alcohol por encima de nuestras posibilidades? Estas son las preguntas que sacan a colación un grupo de profesionales del ámbito de la nutrición, en especial dietistas-nutricionistas en el siguiente debate público. Bajo la iniciativa Dietética sin Patrocinadores:  

¿Qué opinan ustedes? ¿Creen que estos conceptos siguen arraigados en la sociedad? ¿O que poco a poco la práctica se actualiza con la nuevas pruebas científicas? 

http://www.investigacionyciencia.es/blogs/medicina-y-biologia/48/posts/cuando-los-cimientos-de-la-nutricin-se-tambalean-12147

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, se respetuoso.
Gracias