domingo, 19 de junio de 2016

EDUCACIÓN FÍSICA PARA UNA VIDA PROLONGADA, SALUDABLE Y PRODUCTIVA

Educación física para una vida más prolongada, saludable, satisfactoria y productiva © IOC El tiempo que dedican a la actividad física los niños y los adultos del mundo entero está disminuyendo, lo cual tiene consecuencias muy negativas en su esperanza de vida, su estado de salud y su capacidad para cosechar éxitos en los estudios, la vida social y el trabajo.

En una reciente publicación, titulada Educación Física de Calidad, Guía para los Responsables Políticos, la UNESCO insta a los gobiernos y los planificadores de los sistemas educativos a invertir la tendencia negativa existente en este ámbito, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha calificado de verdadera epidemia, ya que cada año causa la muerte de unos 3,2 millones de personas, esto es, una cifra dos veces mayor que las defunciones ocasionadas por el sida en nuestro planeta. La presentación de esta Guía se efectuará en el transcurso de la reunión del Comité Intergubernamental para la Educación Física y el Deporte (CIGEPS) de la UNESCO, que tendrá lugar del 28 al 30 de enero en Lausana (Suiza).

* La UNESCO hace un llamamiento a los gobiernos para que se invierta la tendencia a la disminución de las inversiones en educación física que se ha venido observando durante los últimos años en muchos países del mundo, incluidos algunos de los más ricos. Según fuentes de información europeas, el tiempo y los recursos financieros asignados a la educación física en las escuelas han disminuido progresivamente en más de la mitad de los países de Europa y en la región de América del Norte la situación a este respecto no presenta un cariz mejor. En la reciente publicación de la UNESCO, preparada en colaboración con toda una serie de organizaciones internacionales e intergubernamentales,

** se preconiza una educación física de calidad y la formación de profesores de esta disciplina, poniendo de relieve los beneficios que ésta reporta a los países que invierten en ella y el costo social que entraña para los países que no efectúan las inversiones suficientes (véanse aquí las infografías de la guía, sumamente elocuentes a este respecto). “Es mucho lo que nos estamos jugando”, estima la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova. “El costo de la inversión pública en educación física genera dividendos muy altos en lo referente al ahorro en gasto de salud y al cumplimiento de los objetivos de los sistemas educativos. Esos dividendos superan con creces el costo de dicha inversión. Está demostrado que impartir una educación de calidad en este ámbito suscita una actitud positiva hacia las actividades físicas, reduce las posibilidades de que los jóvenes incurran en conductas de riesgo, tiene repercusiones positivas en los resultados académicos y proporciona una plataforma para un ensanchamiento de la inclusión social”, añade. 

La Guía trata de abordar siete cuestiones preocupantes que puso de manifiesto la Encuesta mundial sobre la situación de la educación física llevada a cabo por la UNESCO el año pasado, a saber: 

1. La diferencia persistente que se da entre las políticas de educación física adoptadas y su aplicación práctica. 
2. Las continuas deficiencias observadas en la asignación de horarios para la educación física en los currículos escolares. 
3. Los problemas relacionados con la pertinencia y calidad del currículo de educación física en los programas educativos. 
4. La insuficiente calidad de los programas de formación inicial para docentes. 
5. La calidad y el mantenimiento deficientes de las instalaciones para actividades físicas y deportivas. 6. La persistencia de los obstáculos que impiden impartir una educación física por igual a todos los escolares, así como el acceso de todos ellos a la misma. 
7. La coordinación insuficiente de los componentes de las comunidades de padres y docentes. Las recomendaciones de la Guía van acompañadas de estudios de casos sobre programas educativos conducidos, a menudo, por organizaciones no gubernamentales de índole comunitaria. 

Los éxitos cosechados en algunos países de África, América del Norte, América Latina, Asia y Europa constituyen un ejemplo de lo que se puede lograr gracias a la educación física: los jóvenes aprenden a fijarse objetivos por sí solos y a controlar de forma autónoma los progresos que realizan para alcanzarlos, lo cual tiene una repercusión directa en su autoestima, su adquisición de competencias para la vida en sociedad y su capacidad para lograr buenos resultados académicos. 

Si las escuelas no pueden dispensar la hora diaria completa de actividad física recomendada para todos los alumnos, una política educativa bien planificada debe fomentar el establecimiento de sinergias entre el sistema de educación formal y las comunidades para dispensar una educación física de calidad. Algunas experiencias –como la denominada “Magic Bus” llevada a cabo en la India– en las que se ha recurrido a las actividades físicas para propiciar el reingreso en las aulas de jóvenes que las habían desertado, pone de manifiesto las posibilidades que ofrece una coordinación entre las actividades escolares y las lúdicas. 

En la publicación de la UNESCO se expone la noción de “aptitudes físicas básicas” que “Passport for Life”, una organización canadiense de profesionales especializados en educación física y para la salud, define así: “La aptitud para realizar con competencia y confianza una amplia serie de actividades físicas en contextos muy diversos que redundan en beneficio del desarrollo integral de la persona. Las personas que se desenvuelven bien físicamente suelen obtener resultados mejores en el plano académico y social. 

Comprenden cómo hay que actuar en la vida y son capaces de transferir sus competencias de un ámbito a otro. Las personas con aptitudes físicas básicas adquieren la competencia y la confianza que les permiten desenvolverse en la forma que lo desean. Pueden mostrar esa competencia y confianza en un gran número de actividades y contextos físicos diferentes, así como utilizar ambas capacidades para llevar una vida activa y saludable”. 

La Guía agrega además que, si la sociedad quiere cosechar los beneficios que reporta la educación física, los planificadores de políticas educativas deben garantizar que tengan acceso a la misma tanto las niñas como los varones, así como los jóvenes escolarizados y los que están sin escolarizar. 

Este estudio se ha elaborado a petición del Comité Intergubernamental para la Educación Física y el Deporte (CIGEPS) de la UNESCO y de los participantes en la Quinta Conferencia Internacional de Ministros y Altos Funcionarios Encargados de la Educación Física y el Deporte, celebrada en Berlín en 2013. La UNESCO y sus socios colaborarán con los países que emprendan una revisión de sus políticas en materia de educación física. Esta colaboración se realizará en el marco de la labor de la UNESCO encaminada a apoyar los esfuerzos realizados por los países para adaptar sus sistemas educativos nacionales a las necesidades del mundo actual (véase el prospecto Contribución de la educación física de calidad a la educación para el siglo XXI). 

 **** Fotos disponibles en: http://www.unesco.org/new/en/media-services/multimedia/photos/photo-gallery-quality-physical-education/ Atención editores: Contacto de prensa: Roni Amelan, Servicio de prensa de la UNESCO r.amelan(at)unesco.org, +33 (0)1 45 68 16 50 * Más información sobre la reunión del CIGEPS ** Comisión Europea, Consejo Internacional para la Ciencia del Deporte y la Educación Física (ICSSPE), Comité Olímpico Internacional (COI), Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Oficina de las Naciones Unidas sobre el Deporte para el Desarrollo y la Paz (UNOSDP) y Organización Mundial de la Salud (OMS).
http://www.unesco.org/new/es/media-services/single-view/news/physical_education_for_healthier_happier_longer_and_more_productive_living/#.VsGTHvLhDIW?platform=hootsuite

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, se respetuoso.
Gracias