martes, 18 de noviembre de 2014

CÓMO DETECTAR SI MI CUERPO ESTÁ INTOXICADO

¿Te duele mucho la cabeza, la piel está opaca sin importar qué tratamiento sigas, no puedes concentrarte en nada o sufres de edemas? Atención, porque puede ser que estás intoxicada. En el siguiente artículo conocerás un poco más sobre este enemigo tan frecuente pero poco tenido en cuenta. Aprende cómo detectar si el cuerpo está intoxicado. Muchas son las reacciones químicas que se producen en el organismo con el objetivo de equilibrarse internamente y mantenernos saludables. Sin embargo, esto puede verse afectado por diferentes agresiones que provienen del interior, como son los virus, las bacterias, la contaminación ambiental o la radiación solar. Y en un buen grado también se debe a lo que comemos. 

Así es, podemos estar siendo nuestros peores enemigos y sin darnos cuenta. Los órganos como el hígado (también los pulmones y los riñones) están encargados de filtrar, neutralizar o controlar los componentes que pueden dañar el organismo. Lamentablemente, con el tipo de comidas que tenemos a disposición en el mercado, a veces las tareas de estos pobres trabajadores se hace cuesta arriba. Claro, porque el cuerpo no sabe bien cómo reaccionar ante los conservantes, los endulzantes artificiales, los colorantes, los aditivos o los llamados “resaltadores de sabor”. Todo eso que tiene letras y números o nombres extraños en los paquetes que compramos a diario. Si bien se procesan como cualquier otro alimento, van dejando algunos residuos que al acumularse lo intoxican. 

¿Cómo saber si mi cuerpo está intoxicado? 

Si buscamos la definición puntual de intoxicación sería: trastorno, cambio o reacción provocados por una sustancia nociva al ser ingerida, respirada o tocada. Entonces, es una alteración en el organismo, un desequilibrio, que presenta síntomas. A veces no les prestamos atención a las señales que nos aporta el cuerpo y pensamos que se debe a otros factores, como por ejemplo, la falta de sueño o el exceso de responsabilidades. 

Los signos de que el cuerpo está intoxicado son: dolor de cabeza frecuente, alteraciones en el ciclo del sueño (insomnio o cansancio), ansiedad, apatía, irritabilidad, falta de concentración, problemas de memoria, eccemas o resequedad de la piel, contracturas musculares, falta de energía, fatiga crónica, infecciones, herpes, alergias, cambios en el cabello o las uñas, sobrepeso, dificultad para bajar de peso y edemas. 

Cuidar-naturalmente-del-higado 

Como primera medida, es preciso saber si realmente estos síntomas se deben a una intoxicación o si es causa de otro problema. Un chequeo médico general lo determinará. En la mayoría de los casos, los análisis se encuentran entre los límites normales o no hay nada que llame la atención de los profesionales, sin embargo, el paciente se sigue sintiendo mal. Los cuadros pueden ser leves pero a la vez progresivos hasta volverse crónicos. 

¿Cómo prevenir una intoxicación en el cuerpo? 

No estamos hablando de estar intoxicados por comer un solo alimento en mal estado o que haya perdido la cadena de frío, sino de los sedimentos que nos van dejando las comidas perjudiciales para la salud. La buena noticia es que se puede hacer algo al respecto, evitar intoxicarnos cada vez más y disfrutar de una excelente salud. Lleva una alimentación balanceada y natural. La calidad de los alimentos que ingerimos tiene mucho que ver con el grado de intoxicación que podemos sufrir. En lo posible, trata de comer orgánico, no industrial, de mercados pequeños o ferias y no de supermercados, etc. Deja de lado lo que está empaquetado, congelado o se hace en el microondas. 
Come más frutas y vegetales que no hayan sido fumigados y siempre que sean de estación. 
dieta mediterranea 

Realiza actividad física 

Esto es también importante ya que una de las maneras que tiene el cuerpo para eliminar las toxinas es mediante la transpiración y el sudor a través de los poros. Pero además, porque el deporte hace que los órganos como los pulmones tengan mayor capacidad y trabajen de manera eficiente. Más allá del cansancio que te puede producir esa actividad, te darás cuenta que muchos de los síntomas desaparecerán. Esto se verá en el estado de tu piel, en que bajarás de peso y en que te sentirás perfecto en líneas generales. 

Duerme lo suficiente 

Durante la noche, el cuerpo aprovecha que estás en la cama para recuperarse y reponer energías. Es importante que duermas entre siete y ocho horas por día. Respeta el horario de irte a dormir y el que te levantas. La falta de descanso hará que los órganos encargados de desintoxicarte estén cansados y con una gran cantidad de cortisol, la conocida “hormona del estrés”. Justamente esta es la que genera o hasta agrava el nivel de intoxicación. 

Sueño adecuado 

Sé feliz Si mantienes la alegría, sonríes, te relajas y aprendes a ser agradecido, estarás eliminando también lo negativo de tu vida. Puede sonar a espiritual y holístico, sin embargo, está comprobado que la felicidad nos aleja de los malos hábitos como puede ser el abuso del alcohol, el fast food, los dulces o los snacks salados. 

Dieta para desintoxicar el cuerpo 

Si has confirmado que los síntomas se deben a una intoxicación, puedes llevar a cabo una dieta especial durante una semana: 
Desayuno: té verde sin endulzar y dos rebanadas de pan integral con mermelada de arándanos sin azúcar. Media mañana: una manzana o una pera si hace calor o una taza de té verde con una tostada de pan sin gluten con unas gotas de aceite de oliva si hace frío. 
Almuerzo: Puedes elegir entre vegetales al vapor con pescado blanco a plancha; hamburguesa de poroto aduki con amaranto y ensalada; arroz integral con vegetales y pescado azul a la plancha o ensalada de lechuga, zanahoria, cebolla, aceite de oliva y muy poca sal de Himalaya. Merienda: Igual que el desayuno. 
Cena: Algunas de las opciones son vegetales a la plancha con champiñones; arroz integral con aceite de oliva y laurel.
http://mejorconsalud.com/como-detectar-si-mi-cuerpo-esta-intoxicado/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, se respetuoso.
Gracias