martes, 15 de diciembre de 2015

LA SALSA


TRABAJO 1º BACHILLER

Desarrollo: 
  • Historia de las salsa y cha-cha-cha
  • Características de ambas
  • Paso básico y movimientos de ambos
  • Pasos y figuras de la rueda casino. Nombrar y describir
Trabajo escrito a mano, con portada, índice y bibliografía utilizada.
Con o sin fotografías.



Fecha entrega: 19 febrero 2016




La paternidad de la música popular suele ser un asunto de disputa y, en el caso de la salsa, esa afirmación genérica se cumple. No por un afán salomónico, sino con sincera honestidad, nosotros creemos que todos los pueblos y lugares que reclaman para sí el honor de haber alumbrado este género musical hispano que ha conquistado una buena parte del mundo tienen una parte de la razón. Porque, en realidad, el alumbramiento de este género tiene unas raíces largas y profundas que alcanzan a Cuba, Puerto Rico, Venezuela, Colombia y cuyo tronco aflora en Nueva York y Miami. Sin el ánimo de sentar cátedra, en las líneas siguientes se exponen algunos datos relativos a la trayectoria de la música caribeña que finalmente desemboca en lo que hoy conocemos como Salsa. Vamos a ello. 


Un nombre sabroso 

 Antes de retroceder en el tiempo, no está de más hacer una parada breve en la palabra que da nombre al género: Salsa. Existe una cierta reivindicación cubana sobre la denominación. Se basa en que el cubano Ignacio Piñeiro interpretaba en 1933 una canción, Échale Salsita, que, además de introducir la trompeta por vez primera en el son, sirvió para que ese culinario elemento se colara, un poco de rondón, en la música bailable caribeña. No hay una continuidad entre esa aparición inicial y la utilización de la palabra Salsa como denominación de un determinado género. En realidad, palabras como salsa, azúcar, sabor, pese a ser nombres, se han utilizado en la música caribeña a modo de interjección, como elemento gramatical destinado a poner un acento de expresividad no directamente relacionado con su estricto significado. De esa forma de uso surge el bautismo de una música de hondos orígenes cubanos transformada y reelaborada en los barrios hispanos de Nueva York .

El entronizar Salsa como la denominación de un género es ante todo un afortunado hallazgo comercial de la discográfica Fania Records al principio de los años 70 en Nueva York. De forma desmitificadora decía Tito Puente en una entrevista que "salsa es lo que yo como con mis espaguetis pero gracias a esa pequeña palabra que no significa nada, todos nosotros hemos sido capaces de encontrar un modus vivendi durante las últimas décadas". ¿Por qué no fue sabor o azúcar o sabroso...? poco importa, lo cierto es que siguiendo los principios más elementales del marketing, empaquetar productos elaborados por músicos mucho menos homogéneos de lo que podría parecer bajo una misma etiqueta, sirvió para que el "consumidor" pudiera reconocer y, cómo no, adquirir lo que se convirtió en un éxito comercial que aún hoy, pasada su fase de producto estrella, sigue siendo muy bien "ordeñado" por las discográficas.

Finalmente, es conveniente resaltar que salsa es básicamente una denominación genérica para ritmos y estilos muy variados. Celia Cruz, la reina de la salsa, decía que "Salsa es la música cubana con otro nombre. Es mambo, chachachá, rumba, son... todos los ritmos cubanos bajo un único nombre". Aunque la afirmación olvida la influencia de otras naciones como Puerto Rico, Colombia o Venezuela tan importantes en la configuración actual de la salsa, resulta sin embargo certera al describir que la realidad de esta música es variada y heterogénea rítmicamente. 

Salsa y Nueva York 

Hay quien no duda en afirmar que la Salsa es un género musical surgido en Nueva York que se empieza a gestar en los años 60 y vive su momento culminante en la década siguiente. Lo definen como una realidad musical diferenciada surgida en los barrios hispanos de la capital cultural y económica de Norteamérica y, muy especialmente, en la importante comunidad puertorriqueña allí asentada. Desde el punto de vista factual, esta visión del fenómeno es correcta pero tiene la debilidad de una descontextualización que en nada ayuda a comprender y analizar bien el proceso.

Es curioso que un fenómeno latinoamericano y de habla española como es la salsa haya tenido su eclosión en Nueva York y de hecho resulta exótico si no se tienen en cuenta las continuadas relaciones musicales entre Estados Unidos y la música del caribe, especial y notoriamente, la música de Cuba. Tras cuatro décadas de bloqueo norteamericano contra la Perla de las Antillas, resulta casi inesperado descubrir al volver la vista atrás, lo profunda y continuada que fue la relación, no digamos entre ambos pueblos pero si al menos, entre Nueva York y la música cubana. En los años 40 y 50 durante el apogeo de las big bands norteamericanas, los músicos cubanos muestran una gran porosidad hacia la influencia de sus vecinos del norte. En algunos sones se parafrasean melodías de jazz norteamericanas pero, sobre todo, se reconstruyen las formaciones musicales tradicionales para dar entrada a una sección de viento siguiendo el ejemplo de las bandas de Miller, Basie o Kenton .

Las influencias son bidireccionales de modo que nombres tan importantes como Dizzie Gillespie o Charlie Parker introducen percusiones e incluso percusionistas cubanos en sus bandas. Fania All Stars Al mismo tiempo, los norteamericanos en general no son nada remisos a aceptar los nuevos ritmos alumbrados en Cuba. En realidad, gracias a ellos triunfan comercialmente el mambo primero y el cha-cha-chá después. Lo mismo ocurre con las formaciones. Benni Moré, Perez Prado, Machito, Tito Rodríguez o el puertorriqueño Tito Puente encuentran su lugar en Nueva York que tiene en la calle 52 la meca de la música latina, el Palladium Dancehall. Durante esos años además, la Habana estaba repleta de turistas norteamericanos que recalaban en sus night clubs, parte de ellos junto a los hoteles que los albergaban, controlados ya por la mafia que planeaba trasladar su paraíso artificial de las Vegas allí, para eludir la presión fiscal y policial que se cernía sobre ellos en Estados Unidos.

Este antecedente, de gran importancia, no es el primero se puede seguir retrocediendo en el tiempo, pasar por los años 30, los 20 y los boleros, e incluso llegar hasta mediados del siglo XIX cuando melodías como la habanera La Paloma (de profunda inspiración cubana aunque obra del español Sebastián Yradier) se hacen populares allí. Ni siquiera el bloqueo supone el fin de la influencia cubana sobre la música que se gesta en Nueva York ya que gracias o por culpa de aquél son muchos los músicos que salen de Cuba y se asientan bien en Nueva York bien en Miami donde prosiguen haciendo su música y contribuyen al surgimiento de lo que conocemos como salsa.

http://www.esto.es/salsa/historia/historia.htm

Historia de la Salsa



Introducción: En los años ’60, una oleada de ritmos de origen cubano se fusionan con el jazz. Izzy Sanabria, diseñador gráfico en los estudios de Fania, los une a todos bajo una misma denominación para eliminar confusiones y vender el concepto más fácilmente. Eligió salsa, término con el que se animaban a las bandas para aumentar la energía de la actuación. La música salsa tiene una estructura determinada: introducción, fase melódica, fase de ritmo o percusión llamada montuno, vuelta a la fase melódica y final. Las exclamaciones se usan para anunciar cambios de fase, especialmente en el montuno, que es la sección con mayor energía rítmica. 

* Antecedentes de la Salsa en Cuba 
* Ritmos de Africa, Musica de Cuba 
* La Salsa en la Cuba Mestiza 
* La Salsa en Cuba, después de la Revolución 

Francia, España y las colonias americanas: un antiguo antecedente de la salsa es la contrandanse bailada en Versalles, que pasó a la corte española, y de allí al Caribe, durante la colonización, ya con el nombre de "contradanza". La contradanse llegó a Haití y la contradanza a La Habana Otro factor fundamental en el origen de la salsa lo constituyen los ritmos africanos que los esclavos africanos mantenían en sus ritos religiosos, conservación posibilitada por la asimilación de sus dioses, los orishas, a los santos católicos. Es importante también en la constitución de los ritmos salseros, la inmigración proveniente de Haití en Cuba. Una primera oleada introdujo la contradanza criolla, una versión criolla de la contradanse con influencia africana en la instrumentación y la interpretación. La segunda oleada de inmigrantes llegó a mediados del siglo XIX proveniente de la República de Haití, lo que contribuiría al nacimiento del son cubano. 

Ritmos de África, música de Cuba: La tradición vocal y los ritmos de tambores son una parte central en las prácticas religiosas y sociales de los africanos. Un aspecto relevante es el de musicalidad compartida. Uno de los músicos toca un ritmo específico y único (la clave) y el resto tocan juntos formando un polirritmo. Los polirritmos son un componente esencial en la música salsa. Las claves más comunes son de son, de rumba y de samba; todas descendientes de la clave africana. El coro-pregón es otro legado proveniente de las ceremonias religiosas, donde los cantos eran dirigidos por un líder social o religioso. El método de composición en la Cuba de la segunda mitad del siglo XIX variaba de acuerdo a la situación geográfica. 

En el Oriente, la música se basaba en una progresión rítmica de acordes sencillos que acompañaban letras improvisadas que obedecían la clave. Todas estas son características que están presentes en la salsa. La música del Occidente era más europea. Los instrumentos recordaban a los encontrados en las orquestas francesas. Esta conservación de la estructura orquestal, instrumentos y músicos especializados después facilitaría la entrada del Jazz en la música Cubana. Cuando Cuba pasó a ser una colonia independiente, lo que antes era una diferencia geográfica, se convirtió en una estratificación social en la capital: la música europea para las clases altas de blancos y la música de Oriente para las clases bajas de negros. 

Cuba Mestiza: El cinquillo caribeño llegó a la danza y las habaneras cubanas por medio de la contradanza criolla. Los bailes de estas formas musicales dejaron de ser actividades de grupo para convertirse en bailes de pareja. La individualización del baile preparó el terreno para la introducción del movimiento africano en los derivados de la contradanse. 

El mestizaje ocurrido en el baile fue mejor aceptado por comunidades de color que por la élite gobernante conservadora. La influencia norteamericana durante la dictadura de Batista trajo actuaciones de artistas estadounidenses, lo que abrió el camino para la influencia del jazz en la salsa. El mambo pasó a ser reconocido como un género en sí mismo en los años ’40. El chachachá, otro descendiente de la sección de nuevo ritmo, al contrario que el mambo era todavía tocado por las charangas (flauta y violín) y conservó un tiempo medio. El gran cambio fue la introducción de la conga. Ambos estilos se extendieron rápidamente por el resto del mundo. 

Cuba Revolucionaria y después: Fidel Castro subió al poder en 1959. El embargo estadounidense a Cuba no pudo impedir que se escapasen nuevos ritmos; los más notables el songo y el mozambique. Pero redujo la presencia cubana en el escenario mundial. Surgen así tres nuevos centros de la salsa: Nueva York, Miami y Colombia. 

En Nueva York, los inmigrantes provenientes de Puerto Rico abandonan la música folclórica portorriqueña como la bomba o la plena –excepto quizá Willie Colón-, en favor de la música afrocubana. Miami fue el destino elegido por muchos de los cubanos exiliados. La salsa en Miami está relativamente politizada. El carnaval y el fomento de la salsa en Miami provienen en gran medida de un activismo político de derechas. Allí, la salsa es un símbolo de deseo: el de una Cuba sin Castro. En Colombia, el gran peso del país como centro de salsa se puede ver en su gran contribución de talentos e innovaciones rítmicas. Cuba preparó lo que se ha convertido en otra gran contribución a la historia de la Salsa: la Timba.
http://www.salsa-in-cuba.com/esp/historia.html

Buscar también en: 
http://www.arecibo.inter.edu/biblioteca/pdf/salsa.pdf



Origen e historia de la salsa

                             


                                APRENDIENDO A BAILAR SALSA


 El baile de salsa tiene su origen en los ritmos afrocubanos, muy concretamente en el mambo, el danzón, el cha ,cha, cha, la Guaracha, y el son montuno, combinado con los lementos de la música caribeñas que se difundió en los años 50 desde cuba hacia Nueva York, y aquí se enrriquecio la musicalidad con otros instrumentos como la trompeta , trombón y saxofón , el jazz contribuyo la musicalidad y así nace un ritmo muy poderoso versátil llamado SALSA...

Baile de salsa se popularizo en New York por los exiliados cubanos y de Puerto Rico que abandonaron sus ritmos  originales y se convierte baile de salsa muy popular creado en el último tercio del siglo XX que ha causado verdadero furor a lo largo y ancho del mundo.
                                        
 En la evolución de este baile de salsa destaca su forma divertida: la Rueda Cubana, en la que varias parejas dispuestas en círculo ejecutan figuras simultáneamente y con frecuentes cambios de pareja.                                             A mediados de los años cuarenta, el cubano Cheo Marquetti emigró a México, y de regreso en Cuba, con influencia de las salsa picante de la comida le dio ese nombre a su agrupación Conjunto Los Salseros, con quienes grabó un par de discos y viajó a Caracas (Venezuela) por motivo de varios conciertos en esa ciudad y fue en Venezuela donde se comenzó a emitir en la radio la palabra «baile y salsa» a la música que hacían los soneros, con quienes grabó un par de discos luego viajó a Caracas (Venezuela) y fue en Venezuela donde se comenzó a emitir en la radio la palabra «salsa» a la música que hacían los soneros cubanos dentro y fuera de la isla designándolos como «salseros».

 La música y el BAILE DE SALSA presenta las siguientes características: 

Ritmo: Utiliza como base el patrón rítmico del son cubano, con clave de son en dos compases de 4/4
Melodía: En muchos casos las melodías usadas en la salsa corresponden con las empleadas tradicionalmente en el son montuno y otros géneros cubanos. La influencia del jazz afrocubano contribuyo a la formación con su ritmo a la música y baile de salsa.

Armonía: Se corresponde con la utilizada en la música occidental, y posee algunos rasgos armónicos de la música cubana tradicional. Instrumentación: La música de salsa usa instrumentos de percusión cubanos popularizados desde los años veinte: pailas o timbales, bongó, güiro cubano, cencerro y dos maracas. La conga (se diferenciaba de otros tambores afrolatinos por su herraje de afinación), y los instrumentos piano, contrabajo o bajo eléctrico, apareciendo un nuevo estilo que con las canciones de amor de la salsa romántica la salsa se convirtió en parte importante de la escena musical en Colombia, Venezuela, Panamá y lugares tan lejanos como Japón.

A la llegada del siglo XXI, la salsa se ha convertido en una de las formas más importantes de la música popular en el mundo. Desde Nueva York la salsa se expandió primero en América Latina, sobre todo en países como, México, Colombia, Venezuela y puerto Rico y Panama. Por otro lado Miami se convirtió en la segunda metrópoli de la música cubana, por la gran cantidad de inmigrantes cubanos. Contrario a New York, la comunidad cubana alcanzó un peso importante en la vida de la ciudad de la que forman parte importante eventos como el Festival de la Calle 8.

Durante 1980 la salsa se expandió a Colombia, Panamá, República Dominicana, Venezuela y, obviamente, Puerto Rico. Ya en los años ochenta alcanza importante difusión en algunos lugares de Europa , Japón.  Colombia aportó una gran variedad de conjuntos de salsa a través de orquestas tradicionales  registrando la salsa  un crecimiento regular entre los años setenta y el 2000 y ahora es popular en muchos países latinoamericanos y algunos espacios del mercado estadounidense.

Entre los cantantes y grupos destacados en los años noventa encontramos a figuras como Rey Ruiz, Luís Enrique, Jerry Rivera, Dan Den, Marc Anthony, La India, La Sonora Matancera, DLG, Gilberto Santa Rosa, Víctor Manuelle, Michael Stuart, Celia Cruz, Maelo Ruiz Sin embargo, a partir de los años ochenta, la salsa fue dejando los sonidos fuertes y las descargas furiosas para entrar en un sonido más cadencioso y melódico, que posibilitaba el baile más lento. Esta música se acompañó de letras con abundantes referencias al amor y al erotismo como motivo principal y en algunos casos, excluyente. Y fue denominada «salsa erótica»

Los paises Colombia y Venezuela aportaron una gran variedad de conjuntos de salsa a través de orquestas tradicionales y en Venezuela se volvió popular, la música de salsa especialmente con Oscar D' León, mientras que en Puerto Rico con otros, como Nelson Pueblo quienes agregaban influencias de música llanera nativa..

En México la música y el baile de salsa comienza con diversas orquestas de ritmos afrocubanos como la Sonora Matancera y la Sonora Maracaibo de Venezuela y por parte de México la Sonora santanera. en el mundo
De ahí en adelante la salsa goza de mayor popularidad, tanto que desbanca a la Cumbia, que era el ritmo predominante en ese país. Las más recientes innovaciones en el baile y música de salsa incluyen la mezcla de salsa, rap o reggaetón, con la salsa dura. La irrupción de la sensualidad Los sonidos de la salsa clásica son fuertes, con preeminencia de los «cueros» (la percusión), los metales (instrumentos de viento de metal) y el piano, que se mezclaban en unos solos conocidos como «descargas», que eran excelentes muestras de virtuosismo técnico en el manejo de los instrumentos.

Sin embargo, a partir de los años ochenta, la salsa fue dejando los sonidos fuertes y las descargas furiosas para entrar en un sonido más cadencioso y melódico, que posibilitaba el baile de salsa más lento. Esta música se acompañó de letras con abundantes referencias al amor y al erotismo como motivo principal y de alli en adelante ha venido ocupando un lugar especial en todos los paises y en todas las esferas sociales.

Esta información consta en wikipedia.org  
http://baileparaprincipiantes.blogspot.com.es/2012/08/origen-e-historia-de-la-salsa.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, se respetuoso.
Gracias