domingo, 31 de mayo de 2015

INICIACIÓN AL PATINAJE PARA ÑIÑOS

Todos los deportes son buenos para los niños pero el patinaje es uno de los que más asociamos a los juegos de infancia y juventud. Enseñar a los niños a patinar no es sólo una manera de que hagan ejercicio mientras pasan un buen rato, también es una forma de que te acompañen en tus entrenamientos de carrera desde pequeños y ¿por qué no? de que por fin aprendas a patinar bien y disfrutes haciéndolo con tus hijos.

Beneficios del patinaje para niños 

1. Mejora la coordinación y desarrolla el equilibrio. 
2. Es un medio de transporte en trayectos cortos que permite a los niños acompañar a los padres en su entrenamiento diario, mientras corren o patinan con ellos, sin agotarles. 
3. Produce sensación de velocidad y libertad, proporcionando a los niños una independencia controlada de los adultos y ayudándoles a ser más responsables. 
4. Estimula a los niños a hacer ejercicio físico sin ser conscientes del esfuerzo, por medio de juegos y diversión. 
5. Es un medio de integración social, facilita las relaciones entre los chavales de diferentes edades y sexos. 
6. Ayuda a prevenir el sobrepeso y la obesidad. A un ritmo rápido el patinaje quema más calorías que el footing o la bicicleta sin que el niño se canse tanto. 
7. Favorece el crecimiento armónico de los huesos y músculos en general. 
8. Mejora la elasticidad de las articulaciones sin sobrecargarlas. Es menos lesivo que otros deportes como la carrera, y menos aburrido para los niños. 
9. Ayuda a relajar a los niños y mejora su descanso. 
10. Aprender a patinar es la base para muchos otros deportes como Freeskate, Hockey línea, Hockey tradicional, Patinaje artístico, Cross-skate, Patinaje sobre hielo, Hockey hielo, Velocidad, etc. Así no se aburren y van aprendiendo nuevas técnicas

¿Cómo enseñar a tu hijo lo básico para aprender a patinar? 

Los niños aprenden rápido a mantenerse y desplazarse sobre los patines. Hemos preguntado a Lucía Mateo, profesora de madridpatina, los ejercicios más básicos que puedes practicar con tu hijo para que mejore y le vaya cogiendo el truco al patinaje: 

POSICIÓN BÁSICA 

Esta es la posición de la que deben partir todos los ejercicios de patinaje. Hay que acostumbrar al niño a que flexione las rodillas y eche el cuerpo hacia delante, como si fuera un poco agachado a fin de estar más cerca del suelo y evitar las caídas de espaldas. Poner los brazos como si fuera a tocar el piano para que se ayude de estos para mantener el equilibrio. Con la cabeza puede mirarse los patines de forma puntual pero hay que pedirle que no esconda la barbilla en el cuello. 

ABRE Y CIERRA 

Con los brazos localizados, abrimos y cerramos las piernas dibujando limones en el suelo. Este ejercicio es muy divertido y además muy práctico para que el niño se desplace sin necesidad de levantar ninguna rueda del suelo, con lo que estará más seguro. Es posible que al principio le cueste por lo que es recomendable que lo haga con otro niño empujándole o que antes de realizar el ejercicio patine un poco para coger impulso. 

CAMBIOS DE POSICIÓN PARA CONTROL DE LA ESTABILIDAD 

Flexiona más las rodillas y echa brazos y cuerpo hacia adelante. Cuando sufrimos un desequilibrio tendemos a incorporarnos, llevando todo el peso de nuestro cuerpo hacia atrás con el peligro de caernos de espalda. Para evitarlo, debemos enseñar a nuestro cerebro a mandar los impulsos nerviosos contrarios, que nos hagan flexionar más nuestras rodillas y colocar nuestros brazos y cuerpo más adelantados. Con estos movimientos conseguiremos mejorar nuestra estabilidad o caernos hacia adelante, sin duda, mucho más recomendable y controlable. 

EL PATINETE 

Con un pie empujamos y con el otro mantenemos y marcamos la posición. Este ejercicio sirve para potenciar la lateralidad. En el patinaje, es importante que se tenga una buena simetría y que ambos lados trabajen por igual. Los niños suelen ser muy pillos y siempre prefieren trabajar el lado que mejor les sale. Este es un ejercicio con el que se divierten (incluso puedes hacerlo quitándole un patín) y además practican los lados por separado y al monitor le ayuda para potenciarle el lado menos bueno del alumno. 

EQUILIBIROS A UN PIE 

Es fundamental conseguir mantener el equilibrio a un pie para ganar estabilidad a la hora de patinar. El patinaje es equilibrio, por lo que este ejercicio es sencillamente fundamental. El problema es que hacer el ejercicio sin más a un niño le puede aburrir fácilmente, por lo que es muy recomendable realizar juegos como un “pilla-pilla” en el que están a salvo cuando tienen una pierna arriba. Para hacer el equilibrio hay que indicarles que se agachen un poquito más para que estén mas cerca del suelo, que pongan todo el peso en una pierna, que abran los brazos bien y que intenten poquito a poco levantar la pierna que no tiene el peso. ¡Ojo! Siempre la pierna que se levanta tiene que estar por detrás. 

FRENO CON TACO 

Es el freno más sencillo y eficaz. La técnica se inicia realizando una “tijera”, es decir, retrasando el patín que no tiene el taco y adelantando el que lo tiene. Para no sufrir un efecto compás hay que llevar los pies a la anchura de los hombros. El peso lo dejamos en la pierna retrasada y levantamos la punta del pie del freno. Agradecimientos a Lucía Mateo Belda, profesora de madridpatina y Carlos Nájer, nuestro modelo infantil. 

 ¿Quieres aprender a patinar más? 
 Madridpatina es una asociación declarada entidad de utilidad pública y que lleva ya 10 años como referente en el patinaje a nivel nacional. Únete a ellos y disfruta y aprende en escuelas, cursos intensivos, clases particulares, colegios, eventos, viajes y un largo etc. de actividades relacionadas con el patinaje. Puedes encontrar toda la información, en www.madridpatina.com o escribiendo a info@madridpatina.com
http://www.sportlife.es/ninos/articulo/iniciacion-al-patinaje-para-ninos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, se respetuoso.
Gracias