sábado, 26 de noviembre de 2016

EXPLORACIÓN FÍSICA DE LA RODILLA

PINCHA IMAGEN

50 RAZONES POR LA QUE LOS PADRES DEBERÍAN ANIMAR A LOS NIÑOS HACER DEPORTE

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10211384041144975&set=a.2625538365952.2146717.1480063294&type=3&theater

GETAFE CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

domingo, 13 de noviembre de 2016

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS QUE ADVIERTEN DEL COLESTEROL ALTO?


A partir de los 20 años es importante que nos realicemos chequeos y análisis periódicos para verificar que nuestros niveles de colesterol son los adecuados y que no existe ningún riesgo. 

El colesterol es un tipo de grasa presente en todas las células del cuerpo, cuya función es necesaria para el óptimo funcionamiento del organismo. Si bien es el hígado el que segrega la mayor parte, también suele absorberse de algunos alimentos que lo contienen. 

Entre sus principales funciones está la intervención en la formación de ácidos biliares, responsables de la digestión de las grasas; y también es el encargado de formar determinadas hormonas sexuales y tiroideas. No obstante, pese a que muchos órganos lo requieren, podría convertirse en un asesino potencial cuando no se controla de forma adecuada. 

El gran problema que existe es que muchas personas en este mismo momento están ignorando que lo tienen en cantidades elevadas ya que, como ocurre con otras patologías, al principio es muy difícil sospechar, por la falta de síntomas. Como consecuencia, se pueden producir graves problemas a nivel hepático, pero sobre todo en aquello relacionado con el sistema cardiovascular. 

Por ejemplo, hay un alto riesgo de desarrollar aterosclerosis, la cual consiste en la acumulación de este y otros lípidos en las paredes arteriales, lo cual impide la buena circulación. Debido a los peligros que acarrea y a la dificultad para diagnosticarlo de forma oportuna, es primordial conocer una serie de síntomas que podrían ayudar a encender las alertas. 

Síntomas de colesterol alto 

Colesterol-malo Todas las personas a partir de los 20 años deben empezar a realizarse chequeos médicos que incluyan un análisis de sangre para determinar si los niveles de colesterol están bien. Es importante hacerlo, ya que las señales de alerta de niveles altos suelen tardar mucho tiempo en pronunciarse e impiden lograr un control más oportuno. 

Hasta el momento no existe ningún síntoma contundente que, sin análisis de sangre, ayude a identificar que se padece de esta condición; sin embargo, los expertos han relacionado la recurrencia de ciertos síntomas con el riesgo de estarla desarrollando: 

Cierta sensación de pesadez y dolor en la zona hepática y vesicular. 
Boca pastosa y seca, acompañada de una incómoda halitosis. 
Pesadez en el estómago y dificultades para llevar a cabo los procesos digestivos, en especial tras ingerir alimentos con altos contenidos de grasa. 
Eructos, gases e indigestión después de comer. 
Dificultades en el ritmo intestinal con tendencia al estreñimiento. 
Ganas de dormir tras ingerir las comidas principales. 
Nuevas intolerancias alimentarias. 
Urticaria o prurito en la piel. 
Dolor de cabeza o migraña. 
Pérdida del equilibrio y mareos. 
Inflamación y sensación de entumecimiento de las extremidades. 
Dificultades en la visión. 
Agitación al moverse o hacer actividades físicas. 

Toda esta sintomatología suele confundirse con trastornos de salud más comunes que pueden desaparecer de forma espontánea. Sin embargo, al no comprobar si se trata de problemas de colesterol, muchas veces la afección avanza a grados más graves provocando daños muy difíciles o imposibles de reparar. La buena noticia es que todo esto se puede evitar con un sencillo examen de sangre regular y la incorporación de algunos hábitos saludables que ayudan a estabilizarlo de forma natural, a la vez que impulsan la función hepática. 

Cómo controlar el colesterol en casa 

Frutas 

Aunque en muchos casos es necesario el consumo de fármacos para reducir los niveles de hipercolesterolemia, está comprobado que no todas las personas tienen que recurrir a ellos para lograr equilibrarlo. Independientemente de si se toman medicamentos o no, lo mejor es evitar el consumo de comidas ricas en grasas y calorías como es el caso de: 
Carnes embutidas. 
Carnes rojas. 
Fiambres. 
Comida rápida. 
Productos de confitería. 
Alimentos procesados. 
Crema de leche. 
Manteca y mayonesa. 
Yema de huevo. 

En lugar de las mencionadas, es esencial basar la dieta en ingredientes con alto valor nutricional como: 
Frutas frescas. 
Verduras. 
Legumbres. 
Cereales integrales. 
Lácteos descremados. 
Aceite de oliva. 
Carnes magras. 
Pescado azul. 
Semillas de chía o de lino. 

Así mismo, se requiere una modificación en los métodos de cocción. Se deben evitar los fritos y optar por hornear sin aceite, hervir y hacer comidas a la parrilla. Sabiendo cuán peligroso puede ser el hecho de padecer colesterol alto, es fundamental mejorar los hábitos y hacer todo lo posible para mantenerlo bajo control. Aunque al principio parece que no influye para nada en la salud, con el paso de los días el peligro va incrementando y se van produciendo alteraciones en el cuerpo que más adelante se traducen en patologías graves. ¡Cuidado! https://mejorconsalud.com/cuales-son-los-sintomas-que-advierten-el-colesterol-alto/

VISITA INEF-CAR-1º BACHILLER-CURSO 2016

ATLETISMO: DEL MODELO TRADICIONAL A LOS NUEVOS ENFOQUES METODOLÓGICOS

PINCHA IMAGEN

¿QUÉ TIPO DE ENTRENAMIENTO PUEDES HACER?

Por Rodrigo Borrego (Morath) -

No todo en la vida del corredor de media – larga distancia es entrenar mediante carrera continua y tampoco es necesario matarse a series si se preparan distancias más cortas (hasta 10K) sino que hay mucho más tipos de entrenamiento. Tenemos infinidad de opciones que podemos introducir en nuestra vida deportiva, tanto si tenemos objetivos de batir una distancia o una marca como si simplemente queremos hacer deporte salud. Es más que conveniente hacer ambos entrenamientos (carrera continua y series) pero, con un poquito de imaginación seguro que podemos hacerlas más entretenidas y, añadiendo algunas cosas adicionales, seguro que enriquecemos esos entrenamientos y conseguimos mejorar y disfrutar más. En este vídeo-artículo os hacemos un conjunto de propuestas que esperamos que os amplíen esa visión del entrenamiento. ¿Os parecen útiles? ¿Creéis que merecen la pena o que son una pérdida de tiempo y que es mejor meter cuantas más horas y kilómetros mejor y matarse haciendo series a todo lo que nos da el cuerpo? Estaríamos encantados de conocer vuestra opinión. Por cierto, en la sección de Entrenamiento también tenéis multitud de artículos y planes a los que os recomendamos echarle un vistazo porque es probable que descubráis ejercicios, planes de entrenamiento y otras cosas interesantes. 

Cambios de ritmo: series, fartleks, fartleks a la canción 

El trabajo con cambios de ritmo es indispensable, incluso para el que va a hacer pruebas de ultradistancia o a salir al trote borriquero de charla con los coleguillas. Los “achuchones temporales” que le damos al cuerpo vienen genial para que se acostumbre, no sólo a ir a esos ritmos, sino a “limpiar” los residuos que vamos generando al hacer deporte y a regenerarse con mayor celeridad. A estas cualidades le sacamos mucho más rendimiento del que pensáis porque, ¿qué pasa cuando os encontráis en una cuestaca? ¿Qué pasa si tenéis que salir dos días seguidos? ¿Y cuando os echáis un partidillo de fútbol con los compañeros del trabajo? En todos esos casos, estáis haciendo cambios de ritmo o estáis requiriendo al cuerpo que entrene sin haber recuperado completamente así que, ¿por qué no trabajarlo un poco? Y no me refiero a que os paséis al “mejor calidad que cantidad” o que os matéis a hacer las típicas series de 1000 o de 400 metros sino a que juguéis un poco, incluso de formas un tanto anárquicas. ¿Qué hay de un “fartlek a la canción”? Te pones tu música favorita y tratas de acoplar tu zancada a las pulsaciones por minuto de la canción y tratar de mantenerla independientemente de cómo sea el perfil por el que vas (puede picar mucho tanto para arriba como para abajo, te lo aseguro). ¿O por qué no coger una frecuencia de zancada determinada (por ejemplo, el clásico 180 pasos por minuto) y tratar de mantenerlo aunque haya curvas, subidas, bajadas… ¿Y tratar de mantener el mismo ritmo en llano y en subida? ¿O hacer apretones en las subiditas en el típico recorrido sube – baja? Como veis, opciones mil o más y no siempre pautadas sino que podéis amoldaros a mil condiciones externas, sólo es cosa de tener un poco de originalidad. Que todo esto no es matemático, cierto pero ¿acaso no es entretenido y variado? Pues una cosa por la otra. 

Multideporte 

Tranquilos, que no hace falta que os paséis todos al triatlón o al duatlón sino que me refiero, simplemente, a introducir otros deportes o modalidades deportivas en tu vida. ¿Te gusta la bicicleta? Pues ponte una sesioncilla a la semana o cada dos semanas, te lo pasarás teta. Si es de carretera, seguro que le metes un montón de horas dándole caña al corazón y a los músculos y hay muy poco impacto. Y si es de montaña, ojito a cómo ejercitarás la habilidad y los apretones que le darás al cuerpo. ¿Prefieres la montaña? Sal a patear un día con la gente que conozcas aficionada al trekking, fijo que el primer día acabas muerto con dolores de espalda por la falta de costumbre de llevar mochila o te dolerán los muslos de levantar hacia delante las piernas en las subidas, o cargarás los gemelos… ¿no te sirve todo eso para correr? ¿Deportes de raqueta? Uy, claro, ninguno está contraindicado, da igual que sea frontenis, tenis de mesa, pádel, tenis… En todos trabajas nuevos grupos musculares. ¿Natación, escalada, remo, spinning, aerobicós…? Nuevamente, mil opciones, haz aquello que más te motive y a todo le sacarás rendimiento. Sí, incluso al aerobic o la zumba, eso también cuenta como multideporte. 

 Fuerza 

Ale, venga, todos a ponernos mazaos… ¡No, no, espera! Que no va por ahí la cosa. Hay que tener fuerza, mucha, pero corriendo no buscamos tanto la fuerza máxima como la fuerza resistencia o, al menos, para lo que hacemos la mayoría. Para que el cuerpo aguante el millón de pasos que vamos a dar hace falta que las piernas estén fuertes y aguanten mucho rato. Para que esas piernas puedan hacer su trabajo hace falta que también aguanten la cintura, espalda, brazos, cuello… ¿Todavía crees que no necesitas trabajar la fuerza? Ya sabes, la próxima vez que te digan de ir al gimnasio, no pienses sólo en el spinning por la cosa de hacer trabajo aeróbico sino que mira hacia donde están los bosus, fitballs, pesas rusas, mancuernas, TRX… Y, si puedes, pide asesoramiento a los monitores. Seguro que te cargas de unas buenas agujetas en las primeras sesiones pero, poco a poco, irán bajando y le sacarás rendimiento porque correrás mejor y tendrás menos problemas al correr. 

Variedad 

“En la variedad está el gusto” según dicen y este podría ser el consejo resumen de todos los anteriores porque, si os fijáis, al final es lo que os proponemos: varía el tipo de entrenamiento, el deporte que practicas, las zonas que trabajas, etc. Si estás siempre repitiendo lo mismo, te hastías, incluso mejorando y ya no te digo si encima te estancas o tienes una lesión porque, en esos casos, el riesgo de abandono es muy grande. Sin embargo, si eres capaz de hacer más que correr de manera continua o hacer series, disfrutarás más y eso redunda, en última instancia, en una mejora de tu salud, ánimo y tiempos. 

http://www.foroatletismo.com/entrenamiento/tipos-entrenamiento-running/?utm_content=bufferfac57&utm_medium=social&utm_source=facebook.com&utm_campaign=buffer

sábado, 12 de noviembre de 2016

viernes, 11 de noviembre de 2016

martes, 8 de noviembre de 2016

EN UN VAGÓN DEL METRO DE MADRID



 DISFRUTAR DE LA VIDA, LA MÚSICA Y EL BAILE....SIEMPRE ASÍ

JUMP ROPE BASIC TRICKS

martes, 1 de noviembre de 2016